El Principio de Peter y las Teorías de ADB

Según la wikipedia el Principio de Peter “también conocido como el principio de incompetencia de Peter, está basado en el «estudio de las jerarquías en las organizaciones modernas», o lo que Laurence J. Peter denomina «hierachiology» («jeraquiología»). Afirma que las personas que realizan bien su trabajo son promocionadas a puestos de mayor responsabilidad, hasta que alcanzan su nivel de incompetencia”.

De forma más simple, el principio de Peter indica que la gente es todo lo inútil que puede llegar a ser. Por ejemplo, uno es bueno como “currito” y va ascendiendo y lidiando con las responsabilidades de los nuevos puestos, hasta que llega a su tope (grado máximo de inutilidad).

Al hilo de este principio me hago varias preguntas:
* ¿Cuál es el grado máximo de inutilidad de alguien?
* ¿Por qué la mayor parte de los puestos de responsabilidad los ocupan personas que no tienen talento para ello (managers que no tienen madera de managers)?
* ¿Para qué sirve la gente? (¿para qué sirvo yo?)

Bien, para ello, expongo mis teorías alternativas o complementarias al Principio de Peter (aka “Teorías de ADB”)

Antes de comenzar me gustaría comentar que nadie es perfecto y que errar es humano. La gente en general debería saber reconocer los errores y las limitaciones de uno mismo. En esta sociedad y en estos tiempos de mariquita el último a la gente le interesa tapar sus errores y señalar los de otros a modo de cortina de humo.
No voy a entrar en el juego del “y tú más!” porque me rebajaría al nivel de ese tipo de gente y, lo que es más importante, dejaría de ser un narrador objetivo.

El parecido con la realidad de los personajes en los ejemplos a continuación, como dicen en las pelis, es pura coincidencia (jajaja… sí, claro).

Corolario 1 – “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”
Las personas más incompetentes son las que ocupan los puestos más altos en las empresas.
Explicación: No necesita mayor explicación. Son unos excelentes vendedores de humo. Cero conocimientos y un alto grado de cantamañanismo (ver corolario nº5).
Posibles puestos dentro de una organización: jefe de operaciones, gerente de cuenta.

Corolario 2 – “El problema de halitosis”
Las personas con menos habilidades sociales son las más propensas a acabar en puestos relacionados con la comunicación o la gestión de equipos.
Explicación: Esto es igual a aquello del “las personas con halitosis (mal aliento) son las que más se te acercan cuando te hablan”.
Posibles puestos dentro de una organización: jefe de equipo, jefe de operaciones, o cualquier puesto dentro de recursos humanos.

Corolario 3 – “El listo que todo lo sabe”
Aquellos con títulos obtenidos en universidades de chichinabo (de países del 3er mundo), son los que más saben, los que dan más consejos y los que, que casualidad, acaban en puestos relevantes.
Explicación: Desde luego, es más importante tener el título que no tenerlo, pero, digo yo, si son todos tan inteligentes ¿por qué sus países aún juegan en 3a regional?.
A estos se les pueden desmontar sus teorías haciendo un background check (comprobación de datos personales en registros de la Interpol, Embajadas, Ministerios de Educación, etc) antes de contratarlos; Recuerdo una ocasión en la que se contrató a una gran cantidad de personas en un corto espacio de tiempo para un proyecto grande en una de las empresas en las que trabajé. Entre esas personas había un gran grupo de personas que provenía del extranjero cuyos CVs eran pura ciencia ficción (aseguraban que todos eran súper-ingenieros y que habían sido jefes de equipo en numerosas empresas). Soy de la opinión de que si se hacía un background check de esas personas se podría descubrir que eran todos ex-convictos, como mínimo.
Posibles puestos dentro de una organización: cualquiera.

Corolario 4 – “El que resiste, al final gana”
En una organización, las personas que más resisten son probablemente las más incompetentes.
Explicación: Probablemente no sepan hacer la O con un canuto y sean un auténtico fastidio, pero cuesta más despedirlas que mantenerlas en sus puestos.
Recuerdo que en uno de los contratos en los que trabajé los jefes de equipo se quejaban de la incompetencia de varios empleados antes de llegar yo, durante el año y pico que estuve en ese contrato, y años después de haberme ido. Bueno, pues a estas personas no podían echarlas porque “salía muy caro despedirlas”. El problema es que cuanto más tiempo pasaba más caro era despedir a esos empleados… Modo “pescadilla que se muerde la cola” ON. Lo más gracioso es que nadie hacía nada para deshacerse de ellos.
Posibles puestos dentro de una organización: empleados de los estratos más bajos en la pirámide de una empresa.

Corolario 5 – “Los Morningsingers” o “Los falsa moneda”
Donde dije digo, digo Diego. Especialmente si el que dice Diego es el jefe.
Explicación: Los pelotas, veletas, quedabienes y demás son los que ganan.
Recuerdo alguna ocasión en la que hablando con algún compañero y exponiéndole mi razonamiento para un análisis decía que estaba totalmente de acuerdo conmigo… para acabar estando de acuerdo con el razonamiento del jefe, sabiendo que era incorrecto, 5 minutos después.
Estos son los que dominarán el mundo, ya veréis.
Ojo! Hay una forma de mantener a los morningsingers a raya. La experiencia me dice que son unos personajes llenos de miedo así que la solución es comportarse con ellos como un matón de barrio (ver corolario nº6).
Posibles puestos dentro de una organización: casi cualquiera… de jefes de equipo a secretarios de dirección.

Corolario 6 – “Los matones de barrio”
No hay nada mejor para conseguir que se haga lo que uno quiere que comportarse como un elefante en una cristalería. Arrasando todo a nuestro paso.
Explicación: Los matones de barrio son aquellos que para tapar su incompetencia recurren al acoso y la violencia para hacerse respetar. Curiosamente, con esas acciones consiguen justamente lo contrario.
Posibles puestos dentro de una organización: jefes de equipo, jefes de operaciones y gerentes de cuenta.

Corolario 7 (y útimo) – “Los Political Animals”
Cuando mires, te doro la píldora. Cuando no lo hagas, te la meto doblada.
Explicación: Son súper encantadores, serviciales, educados… perfectos, vamos. El problema viene cuando uno se da la vuelta, que le clavan lo primero que encuentran.
Posibles puestos dentro de una organización: cualquiera… especialmente jefes (de equipo, de operaciones, de recursos humanos, etc)

Y hasta aquí la primera parte de mis teorías. En próximos posts, seguiré exponiéndolas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s